lunes, 24 de octubre de 2016

Reseña: La Elegida de la Muerte. Öiyya


Cuando conocí por primera vez la iniciativa #LeoAutorasOct y decidí participar en ella, tenía muy claro que no solo quería leer libros escritos por autoras, sino que además quería que fuesen españolas y de fantasía. Llevo muy mal el leer autores nacionales, quizá porque me lanzo directamente a los autores más conocidos, que suelen ser extranjeros, por lo que poco a poco quiero empezar a incluirlos en mi lista de pendientes. Así que buscando por Twitter y en el hilo #LeoAutorasFantásticas de GoodReads di con la saga de "El Segundo Ocaso", de Virginia Pérez de la Puente, y su primera novela: La Elegida de la Muerte. Öiyya.

La novela, como ya dije, pertenece al género fantástico y más concretamente al de Fantasía Épica. Está ambientada en un mundo fantástico inspirado en las sociedades feudales de la Edad Media, con numerosos países y religiones. Eso sí, no hay rastro de razas fantásticas, por lo que solo encontraremos humanos.

La protagonista del libro es Isendra, o Issi, una mercenaria que vende su espada aprovechando la interminable guerra entre dos países vecinos, Svonda y Thaledia. Es precisamente tras una de las batallas más cruentas de la guerra cuando Issi encuentra a una niña que, tocándola en la frente, la deja marcada con el símbolo del Öi, condenándola así a convertirse en la Öiyya de la que habla el título. La Elegida de la Muerte.

Como amante que soy de las mujeres de armas tomar, me encantó el personaje de Issi. No solo porque me pareció muy fuerte e independiente, sino porque en su interior escondía cierta vulnerabilidad que ayudaba a empatizar con ella. El resto de personajes me parecieron más normalitos y alguno un poco típico, aunque es cierto que la mayor parte de la novela gira alrededor de Issi y su búsqueda de la forma de quitarse el símbolo de la frente.

El ritmo de la historia es muy ágil gracias a unos capítulos cortos y a una trama muy activa en la que siempre están ocurriendo cosas nuevas (No hay nada que odie más que la pasividad en las historias). Salvo en algunos puntos cerca del final, el libro no se hace nada cansino y siempre te invita a seguir leyendo.

Eso sí, paralelamente a la trama de Issi, existen también una serie de intrigas palaciegas en cada uno de los países en guerra. Dimes y diretes en los que participan muchísimos personajes con pocas apariciones y que no termina de cuajar, ya sea por falta de desarrollo de los mismos o por la cantidad de nombres involucrados. Quizá explicar un poco más de la historia y política de estas naciones me hubiera ayudado a conectar más con esta parte de la historia.

Pero bueno, el balance general es muy positivo y ya he apuntado el segundo libro de la saga para leerlo en un futuro incierto, ya que como siempre la pila de libros por leer es mayor que el tiempo disponible.


Espero que esta reseña os haya sido de utilidad y os animo a leer más fantasía española. Y si no sabéis con qué empezar, ya sabéis, La Elegida de la Muerte es una opción muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario